Seleccionar página

Este año el gas y la luz están más caros que nunca, por ese motivo son muchas las familias que tenemos que buscar trucos para ahorrar dinero en los meses de más frío, entre ellos cómo ahorrar gas en calefacción. Si tú también quieres conseguir un gran ahorro en calefacción, te invitamos a poner en práctica los siguientes trucos para ahorrar en calefacción.

Y si por cualquier motivo no sabes cómo ahorrar en calefacción o no tienes liquidez para hacer frente a la factura de la calefacción, siempre tienes la opción de solicitar un préstamo personal a través del cual pagar la factura en cómodos plazos. Lo importante es vivir con un grado de confort adecuado. Y si hace falta financiarlo, se debe financiar sin ningún tipo de remordimiento.

ahorro en calefacción

1- Saca el aire de los radiadores

Se ha demostrado a través de diferentes estudios que son muchas las familias que gastan más de lo debido y así no llegan a ningún ahorro en calefacción porque tienen aire en los radiadores.

  • Para consumir únicamente la energía que el radiador necesita es importante sacar el aire de los radiadores. Así calentarán al máximo.
  • Realizar una limpieza de los radiadores siempre ayuda a que el consumo sea inferior y el ahorro en calefacción sea posible. La suciedad crea una barrera térmica que provoca un consumo más alto para conseguir la misma temperatura.
  • Para aumentar la efectividad de los radiadores se recomienda instalar paneles reflectantes.

 

2- Evita cubrir los radiadores

Son muchas las personas que cometen el error de cubrir los radiadores con ropa con el objetivo de que la misma se seque con más rapidez, un hecho que no permite llegar a un ahorro en calefacción.

  • Cubrir los radiadores con ropa húmeda hace que el radiador necesite de más energía para conseguir poner la estancia a la temperatura adecuada.
  • La ropa provoca una barrera térmica que obliga a mantenerlos más tiempo encendidos para conseguir la temperatura deseada. Se estima que cubrir los radiadores puede llegar a aumentar el consumo energético hasta en un 30%.

 

3- Apuesta por una caldera de bajo consumo

Son pocas las personas que se atreven a cambiar su caldera por una de bajo consumo, pero se ha demostrado que el ahorro en calefacción puede ser realmente grande.

  • Las calderas de bajo consumo suponen una inversión inicial alta, pero a medio y largo plazo se puede ahorrar mucha energía.
  • Gracias a la caldera de bajo consumo se puede reducir el consumo energético y en consecuencia la factura. Gracias a ese ahorro se puede decir que la caldera se amortiza en muy poco tiempo. Una vez amortizada la inversión todo será ahorrar.

 

4- Apuesta por una temperatura agradable en el hogar

Son muchas las familias que no saben a que temperatura se debe poner la calefacción y ponen temperaturas demasiado altas en su casa. Eso hace que la factura de gas o luz sea muy alta. Para evitarlo, intenta apostar por una temperatura agradable.

  • Para conseguir un buen ahorro en calefacción y mayor confort en el hogar en invierno se recomienda una temperatura de 19 a 21 grados.
  • Por las noches se recomienda poner la temperatura de la casa a 16 grados. No solo se reduce el consumo, también se fomenta el descanso. Una temperatura demasiado alta puede provocar que haya problemas a la hora de conciliar el sueño.

 

ahorro en calefacción

 

5- Instala un buen aislamiento en puertas y ventanas

La diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda es muy grande. Para evitar que el calor se vaya al exterior, lo mejor es aislar lo mejor posible a la vivienda.

  • Puedes usar burletes, alfombras o esterillas para conseguir disfrutar de un ahorro en calefacción importante.
  • Bajar las persianas también puede ayudar a reducir el consumo energético de la casa al conseguir un mayor aislamiento.
  • Según los últimos estudios, un buen aislamiento de la vivienda puede permitir un ahorro en calefacción de hasta el 50%. Es importante invertir en aislamiento para ahorrar en la factura energética.

 

6- Apaga los radiadores en las habitaciones vacías

Si tienes estancias en las cuales sabes que nadie de la familia va a entrar al cabo del día, puede ser una buena opción apagar el radiador y así conseguir el ahorro en calefacción.

  • Con el objetivo de ahorrar lo máximo posible lo mejor es apagar los radiadores. Un simple gesto puede ayudar a reducir de manera importante la factura. Al fin y al cabo, es una tontería mantener los radiadores que no se van a usar.
  • Para evitar que el frío salga al resto de la vivienda, lo mejor será mantener cerradas las puertas de las habitaciones que no se usan y tienen los radiadores apagados.

 

7- La ventilación es fundamental en casa

Es verdad que ventilar la casa no se agradece en invierno, pero es necesario para renovar el aire de la vivienda.

  • Evita ventilar la vivienda a horas demasiado tempranas porque eso hará que la temperatura baje demasiado rápido. Intenta ventilar a horas en las cuales no haga tanto frío.
  • La ventilación debe realizarse al menos cinco minutos al día.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web, gestionar técnicamente su acceso y uso del sitio web, optimizar y mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Podrás obtener más información sobre las cookies en Política de Cookies.

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Necesarias

Analiticas

Redes sociales