Llegar a fin de mes con el agua al cuello o encontrarse abrumado por todos los gastos de la vida diaria es algo que ocurre más a menudo de lo que piensas.

Y esto sucede tanto a los que tienen ingresos bajos como a los que pueden contar con buenos ingresos, así que muchas veces el problema de un poder adquisitivo afectado no radica en “cuánto dinero se gana” sino en cómo se administra.

Por fortuna, es posible llevar una organización adecuada, solicitar asesorías y pedir créditos para sobrellevar mejor estas situaciones en las que el dinero parece desaparecer de tus manos sin darte cuenta.

Aquí encontrarás sugerencias actuales bastante útiles para abordar tus problemas financieros de forma lógica, fructífera y eficiente.

Analiza tu situación económica

Para abordar y resolver tus problemas financieros, hay que dar un paso atrás e ir a su origen, necesitas identificar tu comportamiento de gastos mensuales y diarios. Es preciso que crees una tabla donde puedas registrar todos los movimientos de dinero, por pequeños que sean.

En esta tabla personal debes registrar todo con disciplina y la mayor precisión posible:

  • En la primera columna debes introducir la fecha.
  • En las siguientes, la descripción del objeto o servicio, ya sea un ingreso o un gasto.
  • Seguido debes especificar el saldo de tus activos actualizados y las notas eventuales.
  • Para que esto funcione, es importante que escribas todos los movimientos de dinero y que llenes la tabla durante al menos 1 mes.

Al final de este tiempo tendrás una imagen bastante realista de cómo gastas tu dinero en relación con los ingresos que tienes. Este es el primer paso para empezar a pensar en dónde corregir o ajustar tus hábitos financieros.

Observa todos tus movimientos con paciencia

Primero, mira y suma la diferencia entre los ingresos y los gastos. Si es cero o negativo, significa que estás gastando más allá de tus posibilidades y necesitas cambiar tu comportamiento, determinando donde se están fugando innecesariamente tu capital.

Es bueno que te preguntes y contestes con honestidad:

¿He gastado en cosas y/o servicios que no son esenciales?

¿Cómo me hace sentir haber gastado dinero en esa cosa que realmente NO necesito?

¿Qué voy a obtener si sigo gastando de esta manera?

Podrá parecer insignificante, pero ciertamente, identificar los aspectos críticos de tu comportamiento de gasto es lo que va a ayudarte a modificarlos con éxito. De hecho, algo similar se hace en las empresas para tener un orden y un control administrativo.

Sin duda alguna, esto te da una visión más clara de los flujos de ingresos y gastos, y ahora puedes empezar a elaborar un presupuesto organizando tu dinero. Recuerda “el presupuesto es el primer paso para manejar el dinero de manera efectiva”.

Aprende a organizar el dinero

Hay algo que no se enseña en las escuelas pero que debería ser parte de la formación integral de las personas desde que son muy jóvenes: la administración del dinero y la relación de gastos económicos en la vida diaria.

Por eso es muy importante organizar el dinero destinando y anotando muy bien los ámbitos en los que es necesario invertir, así vas a crear opciones estratégicas a largo plazo y un presupuesto funcional para tus gastos necesarios y de ocio.

Separa los gastos fijos: alquiler, seguro, cuotas, etc. Luego ten muy en cuenta los gatos de comida y mantenimiento personal de ti y de tu familia. Incluso es muy útil que hagas presupuestos respecto a compras de ropa, viajes, comida y aparatos tecnológicos.

Así, en poco tiempo, verás que tus fondos comenzarán a crecer, pues estarás evitando caer en los gatos innecesarios que están saboteando toda tu economía.

Consulta préstamos o créditos

Si necesitas un pequeño empujón económico para estabilizarte, también es muy válido que solicites un préstamo. Con un préstamo, el gasto se reparte en un período de tiempo más largo e inevitablemente se hace más ligero para que puedas adaptarte y ver mucho más los frutos.

Por fortuna, actualmente puedes conseguir opciones de créditos que requieren un procedimiento muy corto y con un tiempo de respuesta bastante rápido. Esto es muy útil para gastos necesarios que no pueden ser cubiertos de momento y que luego puedes ir solventando con organización.

Así tendrás acceso a los mejores productos financieros en tema de préstamos, tarjetas de crédito y cuentas bancarias con cantidades adaptadas a lo que necesitas. Claramente, los costes no son tan altos como los de una hipoteca, pero las facilidades de gestión y aprobación son mucho mayores.

En el momento de la solicitud debes evaluar cuidadosamente todas las ofertas disponibles. Mira muy bien desde las tasas de interés como los cargos extras, ya que puede variar mucho según las condiciones iniciales con las que has pedido tu préstamo.

Desde luego, el pago del préstamo debe figurar en el presupuesto mensual de los meses venideros, pero si tienes la organización y análisis correctos podrás salir de la deuda fácilmente y estabilizar tu economía con éxito.

Utilizamos cookies propias y de terceros, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Cookies.

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Necesarias

Analiticas

Redes sociales