Seleccionar página

A la hora de pedir tipos de hipotecas o préstamos personales, conviene estudiar muy bien las condiciones que nos ofrecen. La letra pequeña podría marcar la diferencia entre un buen trato y uno que no nos conviene.

Existen tantas entidades bancarias y financieras, con tantas propuestas, que no siempre es fácil elegir la mejor oferta.

En este artículo te hemos preparado un listado de consejos para que puedas elegir las mejores hipotecas y con condiciones que merezcan la pena.

Hipotecas

Trucos Importantes para elegir las mejores Hipotecas

1.     Revisa el Tipo de Interés Anual

El interés anual asociado a tu préstamo es el indicativo que te da información sobre si has escogido una hipoteca barata o una que no te conviene. Una simple diferencia de entre un 2% y un 2,5% es considerable.

Imagina que has pedido una hipoteca de 224.000€.

  • Con un interés anual del 2% terminarías pagando 101.400€ tan solo en intereses.
  • Con un interés del 2,5% pagarías 130.720€ en intereses.

Es decir, que estarías pagando una diferencia de 30.000e por una diferencia de 0.5% en el interés anual.

La mejor forma es conseguir un buen interés anual.

 

2.     Reduce el Plazo de Amortización

A mayor tiempo de duración de la hipoteca, más tendrás que pagar en concepto de intereses. Es uno de los consejos clave que te ayudarán a ahorrar de verdad.

Los expertos recomiendan no aceptar una hipoteca de más de 15 años, aunque lo interesante sería encontrar una de tan solo 10 años.

El plazo de amortización es tan importante que una mala planificación podría llevarte a pagar tu casa por el doble del precio de su compra.

También tendremos que ser realistas: elige una vivienda que esté dentro de tus posibilidades y podrás pagarla sin apuros.

 

3.     Ten en cuenta las comisiones

Muchas entidades bancarias lanzan promociones indicando que tienen las mejores condiciones del mercado. Sin embargo, dependiendo de las comisiones que tengan, esto podría ser cierto o no. Estas son algunas de las comisiones que se incluyen:

  • Comisión por apertura y estudio: se aplica al contratar el préstamo y oscila entre un 0.5% y un 1%.
  • Comisión por subrogación: esta comisión tan sólo se aplicará si decidimos cambiar la hipoteca de banco. El valor puede variar dependiendo de cada banco y de las condiciones de cada hipoteca.
  • Comisión por desistimiento (total o parcial): también recibe el nombre de comisión por cancelación de la hipoteca. Según establece la ley, no podrá ser superior a un 0.5% durante los 5 primeros años y del 0.25% en los años sucesivos.

 

4.     ¿Hipoteca fija o variable?

A la hora de pedir hipotecas existen varias modalidades, siendo las más habituales las fijas o variables.

  • Hipotecas fijas: se caracterizan por tener el mismo tipo de interés mientras dura el préstamo. Es una buena opción para aquellos que quieren una cierta tranquilidad y controlar siempre lo que están pagando. Las cuotas no bajarán ni subirán.
  • Hipotecas variables: tal y como indica el propio nombre, la hipoteca variable implica asumir cuotas variables que están vinculadas a un índice de referencia (por lo general, el Euribor). Además, también habrá un diferencial fijo.

Aunque las hipotecas siempre han sido las variables, con el incremento del Euribor de los últimos meses la situación ha cambiado. Aquellos que contrataron una hipoteca fija al final han conseguido ahorrar dinero a pesar de mantener la misma cuota.

 

5.     Productos asociados

Uno de los trucos de los bancos es ofrecerte condiciones supuestamente baratas. Sin embargo, a la hora de la verdad pueden tener todo tipo de productos asociados que las encarezcan.

Te los ofrecerán con el objetivo de abaratar el coste total de la hipoteca, pero debes tener en cuenta que tendrán gastos adicionales.

Por lo general, estamos hablando de seguros, siendo los más habituales el seguro de casa, seguro de vida y los seguros de pérdida de empleo.

Exige las condiciones de cada uno de estos productos y conoce sus condiciones, tales como costos, comisiones o lo que te aportan en realidad.

Hipotecas

6.     No te limites a una única oferta

Una hipoteca es para muchos años, por lo que no debes dejarte seducir por la primera oferta que te encuentres ni mucho menos pensar que lo único que existe es lo que ofrece tu banco.

Hay muchas ofertas que están esperando a que las contrates. Además, puedes negociar con el banco, pero debes contar con diferentes opciones para ello.

 

 

Ten en cuenta estos consejos y verás cómo encuentras una hipoteca que realmente se ajusta a tus necesidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web, gestionar técnicamente su acceso y uso del sitio web, optimizar y mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Podrás obtener más información sobre las cookies en Política de Cookies.

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

Necesarias

Analiticas

Redes sociales